Seleccionar página

Mujeres comprometidas con la ciudad

Mujeres comprometidas con la ciudad

Las emprendedoras Frida Fernanda Leal, Ana Cecilia Álvarez y Ana María Peñuñuri, participaron en el segundo foro convocado por Hablando Derecho Mx, iniciativa del despacho Zárate Abogados para hablar de su proyecto Pollumesh, que busca ayudar a reducir la contaminación del aire en la ciudad

 

HablandoDerechoMX | info@zarateabogados.com

Las vidas de  Ana Cecilia Álvarez, Ana María Peñuñuri y Frida Fernanda Leal, se cruzaron en el 2019 cuando fueron seleccionadas en la Universidad de Monterrey como alumnas destacadas por sus directores para participar en una convocatoria para mejorar la calidad del aire en nuestra ciudad. 

Se formaron equipos multidisciplinarios de diseño para solucionar y mitigar la contaminación en la ciudad de Monterrey, debido a que, ese año la ciudad fue clasificada como la más contaminada de Latinoamérica. 

Ana Cecilia es actualmente estudiante de 9 semestre de la carrera de Arquitectura, mientras que Ana María ya se graduó de la carrera de Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía y Frida Fernanda es egresada de la carrera de Diseño Industrial.

Las tres udemitas participaron en conjunto con un profesor reconocido de Holanda, el arquitecto, diseñador y artista, Daan Roosegaarde, para trabajar en un prototipo que pudiera mitigar la contaminación en el aire. 

Para lograrlo se necesitaba que cada estudiante aportara conocimiento, herramientas y todo aquello que pudiera ser útil de su propia área, para así lograr la creación de un solo proyecto con lo mejor de sus talentos y mitigar esta problemática de salud pública. 

Durante todo un año, las tres estuvieron trabajando en investigaciones con el objetivo de reconocer cuáles eran las problemáticas que se vivían en la ciudad y de esa manera, lograr mitigarlas. 

Tomaron en cuenta dos cosas: El hecho de que Monterrey había sido posicionada como la ciudad más contaminada de Latinoamérica; y  que Monterrey es la segunda ciudad de México con más panorámicos y  contaminación visual. 

Las mujeres se preguntaron:

¿Cómo podemos transformar lo negativo de las estructuras que se encontraban actualmente en la ciudad para darles un giro positivo que ayudara a solucionar la problemática de las partículas encontradas en el aire?

Fue entonces que nació la idea de este magnífico proyecto. 

Mujeres comprometidas con la ciudad

Fue un año de constante esfuerzo y trabajo, en el que realizaron investigaciones, encuestas, prototipos, enviaron su proyecto a Rotterdam, Holanda, al estudio Roosegaarde para su validación, además de hacer análisis de resultados, de laboratorios, entre otras actividades necesarias para que su equipo creara el primer producto aplicable a un panorámico que limpiara la contaminación del aire en la ciudad. 

Se le dio publicidad, menciones, se compartió en redes sociales, revistas y periódicos, lo que ocasionó que poco a poco las contactaran personas interesadas en el proyecto.

También llegaron  los primeros clientes para realizar un cambio social en conjunto, lo que provocó que el proyecto académico se convirtiera en un negocio.

Durante el foro convocado por HDMX, las mujeres hablaron sobre la inspiración que les llevó hacer un proyecto sustentable.  

Ellas mencionaron que las ideas y la motivación, surgió al ser concientes de la preocupante situación que se vive con relación a la contaminación del aire. Fue ese compromiso y el deber como ciudadanas que las empujó a llevar a cabo acciones que ayudaran a mejorar su entorno. 

Además de tener claros sus objetivos y metas, las inspiró el fuerte deseo de que Monterrey pasara de ser de las ciudades más contaminadas, a ser la menos contaminada, con una mejor calidad de aire y por lo tanto, brindando a sus habitantes una mejor calidad de vida. 

Reconocimiento internacional

La participación en diversos concursos les ha ayudado a crecer en distintos aspectos, tanto en adquirir conocimiento, como entender las bases de los negocios y de emprendimiento, pero sobretodo, la experiencia que han obtenido les ha ayudado en el aspecto personal a incrementar su seguridad y confianza en ellas mismas para llevarlas a un ámbito profesional.

Actualmente se encuentran participando en el concurso internacional denominado “Hult Prize”, el cual consiste en tres fases y donde Pollumesh ha destacado semana tras semana entre los primeros lugares, sobresaliendo por su trabajo  equipo. 

Emprendimiento femenino 

Estas tres mujeres mexicanas y emprendedoras, Ana María, Ana Cecilia y Frida Fernanda, han trabajado duro por su éxito, están orgullosas de lo que hacen, siguen creciendo y aprovechando cada momento para agradecer tanto a su equipo, como a las personas que las han apoyado y motivado a lo largo de este camino.  

Durante el Foro convocado por HDMX, las mujeres hablaron sobre la inspiración que les llevó hacer un proyecto sustentable para resolver el problema de la contaminación en la ciudad.

Algunos de los retos que han afrontado durante el transcurso de su emprendimiento, ha sido el escalamiento rápido del negocio y la falta de estructura. Para solucionar este problema, recuerdan que tuvieron que retroceder de su avance para estructurar su plan de negocios. 

Ana María, Ana Cecilia y Frida Fernanda, han trabajado duro por su éxito, están orgullosas de lo que hacen, siguen creciendo y aprovechando cada momento para agradecer tanto a su equipo, como a las personas que las han apoyado y motivado a lo largo de este camino.  

Este retroceso lo hicieron con la intención de hacer bien las cosas y de crear una buena cimentación de su negocio. 

Más adelante, nos contaron que su proyecto funciona para ayudar a disminuir el impacto negativo que causa la mala calidad del aire en la ciudad de Monterrey a largo plazo.

Explicaron que los componentes específicamente dañinos para la salud son los dióxidos de azufre, dióxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles, provenientes de la quema de combustibles, desde la quema de gasolina de automóviles, hasta la quema de materiales por industrias. 

El producto de su negocio es un recubrimiento transparente que se activa con la luz solar y desintegra y neutraliza, a través de un proceso químico, estas partículas dañinas, causando que su nivel en la atmósfera se reduzca. 

Este recubrimiento comenzaron aplicándolo en panorámicos debido a la ubicación estratégica en la que estos se encuentran, ya que la mayoría están en avenidas muy transitadas y posteriormente,  lo colocaron en camiones

Retos y obstáculos

Durante la entrevista, la licenciada Mónica Torres, abogada de Zárate Abogados, les preguntó sobre los retos a los cuales se han enfrentado por el simple hecho de ser mujeres que radican en el ámbito de los negocios, así como en la vida académica. 

Ellas respondieron que durante la universidad, siempre recibieron el apoyo necesario, sin embargo, comentaron que cuando emprendieron su negocio, se percataron de la distinción a raíz de su género en la vida profesional. 

Nos compartieron una experiencia en la que en uno de sus proyectos, se presentó un problema de pago, comunicándose con la persona responsable de la empresa, de quien recibieron un trato desigual toda vez que el comprador se mostró dudoso respecto a la autoridad de las emprendedoras. 

Durante la universidad, estas mujeres emprendedoras siempre recibieron el apoyo necesario, sin embargo, cuando comenzaron su negocio se percataron de la distinción a raíz de su género en la vida profesional.

Las emprendedoras, al percatarse que el “problema con el pago” iba de la mano con el simple hecho de que fueran mujeres, se vieron en la necesidad de comentar la existencia de un integrante de género masculino. Comentaron de la supuesta existencia de este integrante al comprador y en ese mismo instante, al saber que “había” un hombre presente dentro de la empresa, comenzaron a recibir un trato completamente distinto, pues el comprador se sintió más seguro con el involucramiento de un miembro masculino. Se vieron orilladas a hablar con el cliente de manera “representativa” de su supuesto integrante para que pudieran recibir el trato debido.

Este tipo de situaciones las ha empoderado más como mujeres y las ha convertido en personas seguras, que no necesitan la validación de nadie más, especialmente, de alguien de género masculino.

Hablando sobre el futuro de Pollumesh, nos comentaron que les gustaría desarrollar su producto a fondo, a fin de que éste pueda neutralizar una mayor cantidad de partículas, y así mejorar la calidad del aire en nuestra ciudad, y por ende, la calidad de nuestras vidas y de todo el mundo. 

Como empresa, Pollumesh aporta múltiples beneficios a la comunidad, no sólo en el ámbito ambiental.

Las emprendedoras saben que deben adaptar su producto a las particularidades de cada uno de sus clientes a través de un análisis previo en las estructuras con las que cuentan para lograr aprovecharlo en su totalidad y cumplir con su objetivo.

Cada una de las superficies en las que se aplica el recubrimiento, cuenta con un sello de garantía, a fin de que las personas tengan conocimiento de qué hace su empresa, de cómo lo hace y cómo funciona el producto. 

Además, ayuda a que nosotros como ciudadanos, reconozcamos el trabajo de la empresa fruto de Pollumesh y así, saber que ese usuario está haciendo algo para mejorar la calidad del aire y la calidad de vida de la ciudad, procurando la protección medio ambiental. 

Lo anterior debido a que, como se ha venido mencionando, Pollumesh le da la importancia y reconocimiento a las empresas que deciden hacer algo por el medio ambiente, por lo que buscan aportar el mayor número de beneficios posibles. 

Actualmente, se encuentran en el proceso de crear una página web en la que se señalen todas aquellas empresas involucradas en esta mejora social.  

Para demostrarle a sus clientes que su producto realmente funciona, demuestran la efectividad con sus estudios y patente. 

Si bien el tema de la confianza en el producto no es problema a raíz de que puede demostrarse su efectividad, mencionaron que uno de los mayores retos es la cuestión económica, ya que muchas veces es una limitante. 

Por ello, es importante aclarar que su producto no es un panorámico per se, sino una superficie en el panorámico que está limpiando el aire y por ende, ayudando a mejorar la calidad de vida en la ciudad. 

Se concluyó el Foro de HDMX, dándoles las gracias por su trabajo y felicitándolas por ser tres mujeres orgullosamente mexicanas, con una gran iniciativa y un gran proyecto que mejora la calidad de vida de las y los ciudadanos. 

Volver a Inicio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *