Seleccionar página

El Acuerdo de París y las elecciones de EU

El Acuerdo de París y las elecciones de EU

El Gobierno mexicano debe de considerar la posibilidad de que si llega Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos pudiera presionar para que México cumpla con el T-MEC sus compromisos internacionales en materia de cambio climático 

jorge

 

Jorge M. Castillo Sauceda | jorge@zarateabogados.com  |  Escala Legal A1V7

El presidente de los Estados Unidos, Donald John Trump, anunció el 1 de junio de 2017, que retiraría a su país del Acuerdo de París. 

En ese momento, ante el alarmante anuncio, la comunidad internacional temía que más países se sumaran al abandono de los acuerdos llegados aquel 12 de diciembre de 2015 durante la COP21, a la luz de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). 

Y no era para menos, ya que por primera vez se tenía una causa común hacía la cual se emprenderían esfuerzos para combatir el cambio climático.

Sentando bases para la realización de inversiones y apoyos a países en desarrollo. 

Esto a fin de contrarrestar el aumento de la temperatura mundial ocasionado por actividades humanas que, desde el siglo XXVIII con la llamada primera Revolución Industrial.

Han influido en este fenómeno con procesos que utilizan la quema de combustibles fósiles y el abuso en la explotación de recursos naturales.

Sin embargo, el temor al abandono de este acuerdo no se materializó. 

Al contrario, aumentó el número de países que han depositado sus respectivos instrumentos de aceptación/ratificación del Acuerdo de París, sumando 189 al día de hoy. 

Por su parte, México depositó la ratificación de este instrumento el 21 de septiembre de 2016 y su promulgación aparece en el Diario Oficial de la Federación del 4 de noviembre de 2016.

Misma fecha en que entró en vigor en los Estados Unidos de América.

Cabe mencionar que nuestro vecino norteamericano no está desvinculado del Acuerdo, sino que aún se encuentra constreñido al mismo. 

El artículo 28 de dicho instrumento establece que, ningún país parte puede denunciar el acuerdo, sino hasta pasados tres años de la entrada en vigor y esa denuncia surtirá efectos un año después. 

EU notificó tal determinación al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, el 4 de noviembre de 2019.

Lo anterior implica que el retiro de EU del Acuerdo de París, será efectivo a partir del 4 de noviembre de 2020, esto es un día después de las elecciones presidenciales.

En las que el actual presidente Trump pretende su reelección, frente a su oponente demócrata Joe Biden, quien antagónicamente durante su campaña ha prometido el regreso de su país al multicitado acuerdo contra el cambio climático.

De llegar Biden a la presidencia, los demócratas podrían presionar a revisar el apartado ambiental del T-MEC contenido en su capítulo 24, mucho antes del plazo de 6 años establecido en el artículo 34.7 de dicho tratado comercial.

Y a todo esto, ¿qué repercusiones puede tener para México la situación de EUA frente al cambio climático y al referido Acuerdo de París? 

Recordemos que el pasado 1 de julio entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). 

Y que previa su aprobación, una de las principales críticas de los legisladores demócratas, fue la ausencia de regulación en materia ambiental, en particular que no se contempló el fenómeno del cambio climático. 

Siendo así que, de llegar Biden a la presidencia, los demócratas podrían presionar a revisar el apartado ambiental del T-MEC contenido en su capítulo 24, mucho antes del plazo de 6 años establecido en el artículo 34.7 de dicho tratado comercial. 

Mientras que, de ser reelecto Trump, nuestro histórico mayor socio comercial, posiblemente no tenga reproche alguno en cuanto al aumento de la temperatura mundial y las obligaciones de México sobre reducción de Gases Efecto Invernadero(GEI). 

Ante estas posibilidades, me gustaría pensar que el Gobierno mexicano está a favor de cualquier tendencia para combatir el cambio climático. 

Resulta necesario que las políticas públicas y los proyectos del poder Ejecutivo Federal, al menos consideren la posibilidad de que próximamente EUA tenga un gobierno con mucho más interés en que México honre sus compromisos internacionales y cumpla con las metas en materia de cambio climático.

Después de todo, nuestro país cuenta con un gran aparato vigilante y combatiente del cambio climático:

  • una Ley General, una Estrategia Nacional,
  • un Instituto Nacional, un Fondo (que el Gobierno Federal pretende desaparecer con el aval del Poder Legislativo),
  • un Sistema de Información,
  • una Comisión Intersecretarial,
  • un Programa Especial, 
  • múltiples talleres, y
  • actividades de concientización. 

Sin embargo, no pareciera que estemos poniendo el ejemplo al vecino país, cuyo actual presidente pretende negar la existencia del cambio climático atribuible a la actividad humana.

Bastante criticada y combatida ha sido la política energética impulsada por el actual Gobierno Federal de México.

Precisamente por dejar de atender los compromisos adquiridos a través del Acuerdo de París. 

Desde 2019, Greenpeace pronosticó el incumplimiento en la reducción de GEI para el actual 2020.

Ante este contexto, resulta necesario que las políticas públicas y los proyectos del poder Ejecutivo Federal.

Al menos consideren la posibilidad de que próximamente EUA tenga un gobierno con mucho más interés en que México honre sus compromisos internacionales.

Por lo tanto cumpla con las metas en materia de cambio climático. 

Si no es por la Madre Gaia, que lo sea por el T-MEC. 

Volver a Inicio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *