Seleccionar página

El fin de la familia Judicial.

El fin de la familia Judicial.

La iniciativa de reforma judicial propone sancionar tanto los casos de nepotismo y los nombramientos cruzados que imperan en la designación de cargos dentro del Poder Judicial de la Federación

AUTOR: Luis González Chapa luis@zarateabogados.com

Por instinto natural los seres humanos priorizamos la supervivencia de aquellos que tienen un vínculo con nosotros. Este vínculo se crea en base a las diversas características que nos hacen sentir comunión entre nosotros. 

El sentido de pertenencia propiamente es una de las características que nos llevan a proteger “a los nuestros”.

Este puede ser tan amplio como compartir nacionalidad, o tan cercano como el vínculo familiar.

Las monarquías se regían bajo la doctrina del “Derecho Divino”, donde la autoridad para gobernar provenía de Dios. 

En este sistema de gobierno no se designaba a los más aptos para un puesto, sino por los lazos familiares con el Rey. De ahí que los regentes contaban con un vínculo familiar que soportaba su “capacidad” para desempeñar cierta función.     

Hoy en día priorizar lazos familiares sobre capacidad, se le conoce como nepotismo. 

Este concepto lo define el Diccionario Panhispánico del Español Jurídico como:

“La utilización de un cargo público para favorecer a familiares o amigos en la selección de personal, al margen del principio de mérito y capacidad”.

En el Poder Judicial Federal desde hace muchos años que se presenta esta práctica.

Los titulares de los órganos jurisdiccionales de manera discrecional y con amparo de la deficiencia de regulación.

Dan preferencia a sus familiares sobre aquellos con más capacidad.

Esta tarea pendiente ha sido retomada por el Consejo de la Judicatura Federal, donde a raíz de la detección de este método de contratación se han tomado medidas. 

En el Poder Judicial Federal desde hace muchos años que se presenta el nepotismo.

Los titulares de los órganos jurisdiccionales de manera discrecional y con amparo de la deficiencia de regulación, dan preferencia a sus familiares sobre aquellos con más capacidad.

En fecha 3 de abril del 2019 realizó una primera acción en la batalla contra esta práctica, en donde ordenó la readscripción de titulares por motivo de relaciones familiares laborales en sus adscripciones. 

Esta medida tuvo como resultado la detección de 89 redes familiares en 21 Estados, sancionando a los juzgadores por medio de readscripciones a distintos circuitos.

Mediante la sesión ordinaria del 4 de diciembre de 2019.

El Consejo de la Judicatura Federal aprobó el Acuerdo del Pleno por el que se Establece el Plan Integral de Combate al Nepotismo. 

Este acuerdo destaca la necesidad de recuperar la confianza y legitimidad del Poder Judicial frente a los ciudadanos. 

Los principales objetivos de este Plan fueron la mejora del método de selección del personal jurisdiccional y la profesionalización de la carrera judicial.

La Reforma Judicial propone la expedición de un nuevo instrumento normativo encargado de regular todas las cuestiones de la carrera judicial, mismos que se contendrían dentro de la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial de la Federación.

La Reforma Judicial retoma estos objetivos y propone la expedición de un nuevo instrumento normativo.

Encargado de regular todas las cuestiones de la carrera judicial, mismos que se contendrían dentro de la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial de la Federación.

El objetivo de este cuerpo normativo es reestructurar la integración de los puestos que integran los juzgados y tribunales del poder judicial, priorizando la capacidad y preparación de quienes los integrarían.

Lo más destacado de esta Reforma es la propuesta de la modificación del Instituto de la Judicatura Federal por la Escuela Federal de Formación Judicial, la cual se enfocará a la educación superior especializada de los miembros del Poder Judicial. 

Por otra parte, se dispone que los puestos deben ser ocupados por aquellos que figuren dentro del 10% – diez por ciento superior de los vencedores de los concursos.

Exponiendo a los jueces y magistrados solamente a los más aptos para el puesto.

Otro cambio importante es la certificación de los miembros del Poder Judicial, dado que la capacitación y preparación toman un punto relevante.

Se exhorta a estos a el desarrollo profesional, donde no solo tendrán que continuar su capacitación y especialización.

A efecto de permanecer necesitará acreditar la evaluación de desempeño de manera satisfactoria, donde de nueva cuenta se priorizará aquellos más preparados.

La propuesta de reforma judicial dispone que los puestos deberán ser ocupados por aquellos que figuren dentro del 10 por ciento superior de los vencedores de los concursos, exponiendo a los jueces y magistrados solamente a los más aptos para el puesto.

Las propuestas contenidas dentro de la Reforma Judicial se alinean con los estándares internacionales.

Sin lugar a dudas tienen como objetivo contar con el mejor personal disponible para cumplir con los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto los derechos humanos.

Con los que debe de contar los elementos que participan en la impartición de justicia. 

Una vez que tenga las bases lo importante estará en ver el funcionamiento aplicado a la organización de los juzgados y tribunales.

Las intenciones son buenas, solo tendremos que esperar a la implantación en la práctica.

Volver a Inicio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *